Volver a entrenar después del confinamiento

En cada región del planeta, las condiciones para retornar a la actividad deportiva, se iniciará seguramente por franjas horarias y con protocolos establecidos.

Estas primeras salidas deportivas supondrán un gran alivio. Debemos ser conscientes que tendremos que realizar una vuelta a los entrenamientos outdoor suave y progresivamente.


Volver a los entrenamientos.

Después de este espacio enorme de cuarentena, reiniciarnos merece una preparación mental importante debido que deberemos manejar ansiedades al no haber todavía objetivos de carreras visibles por cumplir. Lo primero sería abocarnos a encontrar un estado físico optimo como antes de COVID 19


¿Volver a entrenar es comenzar de cero?

Si en tu caso venías entrenando bien antes de la pandemia, lo más complicado será superar las primeras semanas de ansiedad e ir sabiendo reconocer todas las señales que nuestro cuerpo nos va entregando a medida que implementamos las rutinas. La respuesta a los estímulos, debemos saber leerlas para evitar lesiones o dolores post entrenamiento.


Entrada en Calor:

Es fundamental antes de comenzar a entrenar. Unos minutos de movilidad articular (rotación de tobillos rodillas, cintura, brazos) acompañado de un trote suave o movimientos de piernas en el lugar. No debemos estirar! Cuando los músculos estás fríos, nada peor que estirar. Se estira en el final del entrenamiento.


Tiempo e Intensidad:

El aumento del tiempo de entrenamiento debe ser gradual entrenamiento tras entrenamiento. Lo mismo que la intensidad. Debemos pensar que luego de tanto tiempo de no toca la calle o el parque, deberemos sincronizar lo que quiere nuestra mente con lo que puede nuestro cuerpo y así evitar lesiones.


El Descanso:

La recuperación siempre formó parte de los planes de entrenamiento. El descanso recupera y fortalece las fibras musculares. Sin descanso, nos podemos romper.


La Técnica de Carrera:

Después de tanto tiempo de estar alejado del entrenamiento de campo, debemos refundar nuestra técnica de carrera. Esta mejora, nos va a permitir hacer mucho más eficaz la energía que utilizamos al correr.


¿empezamos con fuerza o con trabajos aeróbico?

Comenzamos gradual con entradas en calor no menores a 15 minutos, luego lo más conveniente es ir en búsqueda de nuestra fuerza, con el estímulo mecánico del ejercicio para comenzar a mejorar las fibras musculares y adaptar estructuras de nuestro cuerpo como cartílagos, ligamentos y tendones. El trabajo aeróbico acompaña en el final del entrenamiento para regenerar el cuerpo y esperar la recuperación con el descanso. Todo es parte de un plan. El retomar la actividad merece un trabajo de pre-temporada. Fue una larga espera para salir a los parques, pongamos en sintonía la mente con el cuerpo. No le pidamos a nuestras piernas, lo que todavía no pueden dar.